El restaurante de la carretera.

El caso que hoy nos ocupa, es lo que le paso a muchos restaurantes o fondas que se levantaron a pie de carretera, generalmente en las nacionales, y que dieron de comer a muchos automovilistas y transportistas, comida casera y económica y habitaciones modestas para reponer fuerzas y seguir de ruta. Pero un buen día “o malo” llegaron las autopistas y las circunvalaciones y lo que supuso un alivio para muchos pueblos por la bajada del flujo de tráfico para estas fondas supuso una condena a muerte y muchas de ellas se vieron obligadas echar el cerrojazo. El restaurante que visitamos a continuación es un ejemplo de ello, el verano pasado estuve en su exterior intentando buscar una entrada pero estaba cerrado a cal y canto. Este año la entrada si hera posible, de tan fácil acceso que antes de poner el pie en el interior, en mi cabeza se dibuja una lugar completamente arrasado, pero me sorprendí gratamente al comprobar apenas había daños y que con una limpieza a fondo y arreglar unos pocos desperfectos al día siguiente so podrían volver a dar comidas

La zona de la barra,

P1010104

P1010108 1

 El ver este expositor refrigerador en ese estado fue lo que me indico que no me encontraba en un abandono de los que estoy acostumbrado a visitar

P1010109 1

P1010110 1

P1010116

P1010115 1

P1010117 2

 

los  lavabos

P1010105

P1010106

P1010107

Los 2 salones

P1010111 1

P1010112 1

P1010114 1

la cocina

P1010113 1

P1010118 1

 

P1010119 2

 

 

El lugar también constaba de habitaciones a las que se accedía por la parte de afuera pero no había ningún acceso limpio. Hasta la fecha, considero que es mejor abandono que he visitado prácticamente esta como le dejaron

 

 

 

 

 

Añadir un comentario

Estás utilizando un programa tipo AdBlock que bloquea el servicio de "captchas" publicitarios empleado en esta web. Para poder enviar tu mensaje, desactiva AdBlock.